14
jul
10

Miasmas homeopáticos

Uno de los conceptos más interesantes y tambien controvertidos de las teorizaciones homeopáticas es el concepto de miasma.

Un miasma es segun Hahnemann la impregnación de determinadas enfermedades que han supuesto azotes sanitarios de la humanidad en una especie de memoria celular que las conserva minimizadas, es decir representarian algo asi como una memoria resumida de una enfermedad. Para Hahnemann, los miasmas fundamentales son tres:

  • la psora, que procederia de la impregnación de la sarna y las enfermedades parasitarias de la piel trasmitidas por insectos y parásitos y que se caracterizaría por la hipofunción, debilidad y tambien por su contrario, lo que hoy llamamos hipersensibilidad.
  • la sycosis que representaría la impregnación de la gonorrea en la memoria celular universal, se caracteriza por la proliferación-perversión en forma de quistes, tumores, verrugas pero tambien en el plano mental estaría relacionada con lo que hoy llamamos obsesividad, hiperactividad o reacciones exageradas a acontecimientos de la vida que desequilibran la sycosis. Proliferación celular y proliferación descoordinada de pensamientos son términos equivalentes en la doctrina homeopática..
  • la sifilis que estaria relacionada con la infección sifilitica y que  se caracteriza por la destrucción y la necrosis, en el plano fisico se manifestaria por úlceras y hemorragias y en la mente por destructividad y demencia. las enfermedades degenerativas y autoinmunes son las manifestación patológica de su desequilibrio, asi como las enfermedades mentales más destructivas como algunas formas de esquizofrenia.

En realidad el concepto de miasma no equivale a la enfermedad completa que representa sino más bien a una predisposición, vulnerabilidad o el concepto más moderno de diatésis mucho más cercano a nuestro modo de conceptualizar las enfermedades como un modo de enfermar idiosincrásico al que hay que añadir el estrés es decir la influencia de factores externos a la propia predisposición. Asi hoy aceptamos que las enfermedades son una mezcla causal de una predisposición de varios factores genéticos y de estresores ambientales -modelo diatesis-estrés- junto con algun tipo de reactividad especial que le da personalidad a cada enfermo frente a cada enfermedad (modalidad).

Lo cierto es que el concepto de miasma-diatésis es muy parecido al concepto de dosha de la medicina ayurvédica (vatta, pita y kaffa) y me parece más interesante que nuestro ambiguo concepto de diatesis-estrés porque nos permite pensar como se relacionan  entre si los tres miasmas ( a los que se han unido recientemente el tuberculinico y el canrcerigeno dando por buena la idea de que en los sujetos individuales existen mezclas más o menos disarmónicas de los tres, como resultado de la diversidad genética de la humanidad.

Para Hahnemann la psora es el miasma original, el pecado original de la especie, la impregnación primordial que cabe pensar estuvo relacionada con nuestro contacto y convivencia diaria con parásitos, insectos, animales ponzoñosos, gusanos, lombrices y otros que seguramente amargaron la vida primitiva de nuestros ancestros que desarrollaron estrategias inmunológicas para defenderse de los mismos. Es posible que estas estrategias sean un legado de la psora original.

Aquellos que quieran saber que enfermedades, sintomas o molestias están relacionadas con cada miasma pueden visitar esta monografia.

Pero para mi la idea de miasma está relacionada con la idea ayurvédica de prakriti, es decir al suelo o borde más allá del cual no podemos retroceder, algo que podriamos llamar hoy tambien genética y que cabria identificar con constitución o predisposición. Sin embargo la idea homeopatica va más allá de este concepto de fatalidad genetica pues incluye en su conceptualización a los planes del organismo segun los cuales la enfermedad y sus manifestaciones serian la forma en que los planes de la propia vida se manifestarian cuando entran en contradicción con los planes del indivividuo, es entonces cuando se produce esa disonancia que se ponen en marcha de forma intempestiva,  lo que en otro lugar he llamado arquetipos celulares.(inflamación, necrosis, apoptosis y mitosis)

Y es precisamente en esos planes donde opera precisamente la homeopatia a través de medicamentos que diluidos y homeopatizados dan lugar precisamente a patogenesias (enfermedades) que son las que el organismo precisa externalizar para paradojicamente alcanzar asi la salud.

Dicho de otra forma: un remedio homeopatico no se corresponde a una personalidad sino a una patogenesia, es decir a una toxicidad que se parece a la que provocaria un medicamento determiando a dosis ponderales. Cuando decimos que tal persona es Ignatia, lo que estamos diciendo es que presenta una serie de sintomas parecidos a los que provocaria la intoxicación por Ignatia Amara, un planta tóxica que ya no se usa en medicina salvo en su forma homeopatica.

El remedio homeopatico que mejor se ajusta a cada cual está relacionado con el miasma especifico y existen remedios para cada cual, algunos de los cuales entendemos como drenadores, es decir medicamentos que además de constitutir remedios para una patogenesia son universales para el miasma concreto. Asi:

  • Sulfur es un buen drenador de la psora junto a Pulsatilla o Natrum muriaticum.
  • Thuya o Medorrynum lo son de la sycosis y la tendencia a la proliferación.
  • Mercurius o Syphillinum lo son de la sifilis junto a Nitricum Acidum.
  • Tuberculinum de la tuberculosis
  • Y Carcinosin lo es del miasma del cáncer que se supone es una mezcla disarmónica de todos los demás.

Pero además de eso existen medicamentos que ejercen su influencia en los tres miasmas, pongo el caso de Phosphorus o Natrum muriaticum que pueden provocar virajes entre ellos. Asi hablamos por ejemplo de las tres caras de Phophorus:

  • Un rostro psórico caracterizado por la compasión, la empatia y la cooperación y los temores (o la falta de ellos).
  • Una cara sycósica presidida por la obsesividad pero tambien por la hipomania, el hipererotismo o la hiperactividad mental.
  • Un plano siíilitico -phosphorus apagado- presidida por el agotamiento.

Un tratamiento homeopático deberá ir siempre acompañado de un complementario miasmático que asegure el drenaje de los virajes hacia otro miasma diferente al que se manifestó teniendo en cuenta que cada paciente particular puede poseer en estado latente diatésis que no se hayan manifestado aun debido al predominio de un miasma sobre los demás.

Cada ser humano adulto puede albergar en este sentido una sorpresa a la hora de manifestar su enfermedad que es empujada a la transformación cuando damos un medicamento homeopático.

Y a mi me parece que precisamente este concepto de transformación es el que vale la pena rescatar de las antiguas conceptualizacioens de Hahnemann para ponerlas al dia.

Significa que un individuo adulto cuando enferma, está presentando algo que podemos objetivar, se trata de los sintomas. Pero esos sintomas a su vez pueden representarse como patogenesias con distintos origenes o planos. Un individuo va a presentarse en la consulta con una mezcla de planos bien diferentes que tienen distintos significados, planos que son como capas de cebolla de sucesivas aposiciones patogenesicas y que el médico ha de aprender a discriminar a fin de poder ayudar a su paciente.

Diferenciando sobre todo las modalidades, de los rasgos y los constitucionales. La homeopatía debe aspirar siemprea tocar lo constitucional, el plano más profundo que es el plano que al moverse generará cambios significativos.

Hay que ir de afuera a dentro, es decir de lo más reciente a lo más antiguo, de lo mas superficial a lo mas profundo a fin de evitar las agravaciones y sobre todo de eludir los bloqueos.

Hablamos de bloqueo cuando un medicamento que parece bien elegido no hace ningun efecto. La causa mas frecuente de bloqueos es porque existe otra patología más reciente que se ha añadido a la anterior y que precisa resolverse antes de abordar la nuclear.

Tratar homeopáticamente a alguien es algo muy similar a una disecación anatomica o a  desnudarle: hemos de quitar la ropa mas externa si queremos llegar a ver al paciente desnudo, tal y como era cuando aun era un niño y aun no habia sido contaminado por los automatismos que nos apresan a nosotros los adultos que somos una aposición de multiples patogenesias adheridas y que son las responsables de las contradicciones y polaridades de nuestros sintomas.

About these ads

23 Responses to “Miasmas homeopáticos”


  1. julio 14, 2010 en 2:17 pm

    No he experimentado nada concreto cuando probé la homeopatia, pero al leer aquí veo que mi colitis pertenece a la tercera clasificación, y de hecho ya tenia una idea de una posible relación en el plano psicológico con algo de rabia contenida o tal. Tomo claversal, porque la tengo en el colon descendente y al no se muy extendida, el médico se lo toma con calma; aunque a mi me da mucho malestar, por el hecho de su persistencia; cuando no la tenia diagnosticada ahi se que lo pasaba muy mal en los brotes; ahora he intentado añadir algun remedio natural. Con homeopatia ¿me podrias indicar algo?, o el enfoque para el tercer grupo (sifilis, suena a transmisión sexual)

    Un cordial saludo,

    dAni

  2. julio 14, 2010 en 4:38 pm

    Una cosa curiosa que he oido muchas veces es es afrase “no he experimentado nada concreto” que me llama mucho la atención porque es como si uno esperara un efecto psicotropo o un efecto secundario, tan frecuentes en los medicamentos alopáticos. La homeopatia no provoca nada salvo: una exoneración (que casi nadie se la atriuye a ella), una agravación de sus sintomas comunes (que tampoco suelen ser atrubuidos a ella) o la curación. la curacion es silenciosa y no da ningun signo de alarma, simplmente uno se cura de lo que le pasaba y ya está.
    la homeopatia no funciona como la alopatia, no hay medicamentos dirigidos a una enfermedad sino a un enfermo, seguramente existe unos 300 o 400 medicamentos que cubren tus sintomas digestivos. ¿cual es el tuyo?
    hay que hacer una historia clicnica exhaustiva para saberlo.

  3. julio 14, 2010 en 9:06 pm

    Cuando probé la homeopatia hace 3 años, no experimenté nada concreto repescto a una mejoria conforme a lo que me estaba pasando, de ningun tipo, ni sobre sintomas, ni sobre resolución de raiz del problema; no esperaba ningun efecto psiscotrópico de ninguna clase. Ya se en que consites la homeopatia, lo he leido y lo he escuchado muchas veces, esperaba esa curación silenciosa pero no la experimenté. No hay 300 medicamentos que cubran los problemas de inflamación en el intestino como padezco, yo tomo claversal que es el mas estandarizado diria en los ultimos tiempos o que lo dan en España, eso ya no lo se en detalle, es simplemente mezcalina, una sustancia para desinflamar; ningun médico actualmente da algo para curar la colitis o la enfermedad de chron, no saben bien la causa, porque no es un problema puramente digestivo como tu lo has etiquetado, sino del sistema inmunológico; hay algunas cosas que me detonan la colitis, un brote, y no son por lo que como. La historia clinica para una colitis es muy sencilla, una colonoscopia, en ella se ven las paredes del intestino inflamadas, con los años las ulceraciones pueden crear repliegues llamados polipos o quistes o algo asi, que es eso lo unico que parece preocuparles a los médicos que no aparezcan; pero la inflamación da mucho malestar, un malestar que padezco tambien por ejemplo cuando acabo de comer, esto por ejemplo cuando no sabia que era colitis me daba un malestar extra porque pensaba que me habia sentado mal la comida o algo de cariz nervioso.
    Mi pregunta es sencilla, no hace falta que me hagas un diagnóstico homepático, solo pregunto para tener una noción de como trataria este problema esta medicina no alopática ¿es posible?
    ¡gracias!

  4. julio 15, 2010 en 9:16 am

    Claro que es posible.

  5. 5 Guillermo Tesone
    julio 15, 2010 en 3:44 pm

    Magistral Paco! Me gustaria agregar algo con respecto a los bloqueos…
    Definición de bloqueo: es el hecho, situación o estado, que no permite el desarrollo pleno o movilización de la energía vital, en un intento de mantener o llegar a un equilibrio.
    Cuando hay un bloqueo u obstáculo a la curación, se presentan dos alternativas válidas:
    1) El medicamento más similar o semejante al paciente, no actúa o lo hace en forma parcial, por lo tanto no se cumple la Ley de Curación o
    2) En los casos en que es muy difícil o complejo extraer síntomas del paciente, en el cual está afectado en un punto de no retorno o en el cual está paralizado, por lo tanto en ambos casos, debemos utilizar otra metodología que se adecue a la situación o estado del enfermo, antes de clasificarlo como incurable y actuar en consecuencia.
    Se clasifican en:

    A-) Bloqueos constitucionales.
    B-) Bloqueos adquiridos o circunstanciales.
    C-) Bloqueos por supresión definitiva o quirúrgicos.
    D-) Bloqueos iatrogénicos.
    El resto corre por quien quiera ahondar en el tema…
    Un abrazo!

  6. julio 15, 2010 en 4:22 pm

    Muchas gracias Guillermo por tu aporte, estoy de acuerdo y en esa lista añadiria los bloqueos por medicación alopática que es con mucho el más frecuente con el que nos encontramos.

  7. 7 Guillermo Tesone
    julio 15, 2010 en 5:12 pm

    El agradecido soy yo por tus interesantes escritos que enriquecen tanto…
    Tienes razón, el bloqueo alopático es muy importante, lo incluyo dentro dentro de los iatrogénicos…
    Es interesante también, como se comprueba en el consultorio, cuando un paciente bajo un miasma syphilitico, luego de una extracción dentaria se complica en una artritis, fiebre reumática o glomerulonefritis!! cada uno lo vive a su manera, verdad?

  8. julio 15, 2010 en 5:38 pm

    Si, el estreptococo beta-hemolitico es un bicho aun mal comprendido, hace cierto tiempo descrbi unos cuantos casos de anorexia a consecuencia de eso:

    http://pacotraver.wordpress.com/2009/07/10/anorexia-sin-anorexia/

  9. agosto 3, 2010 en 1:05 am

    Excelentes reflexiones ,quisiera agregar algo ,los bloqueos no se deben a una mala escogencia de la dilución o de la frecuencia de la dosis? porque el medicamento puede estar bien escogido pero la dilucion es muy baja o muy alta de acuerdo al caso. que opinas,. aprendí bastante con tu articulo.

  10. agosto 3, 2010 en 11:43 am

    El tema de las diluciones junto con el tema de las indicaciones es algo que esta pendiente para reescribir de un modo adaptado a la jerga actual. Estoy de acuerdo con tu observación.

  11. 11 Guillermo Tesone
    septiembre 12, 2010 en 7:51 pm

    Seria muy bueno re-escribir el tema de las diluciones y dosis…
    Todos curan: la escuela francesa, con las diluciones bajas, la americana, con las altas, los que usan dosis diaria, única, en gotas, glóbulos y olfatoria…
    Lo cierto es, que si respetas la ley de Arndt y Schulz, evaluando la edad del paciente, su condición física-energética, la repetición de la dosis y tipo de patología o estado mórbido, se avanza más seguro en el camino de la cura.
    Cuál es tu experiencia Paco?

  12. septiembre 12, 2010 en 7:55 pm

    Mi experiencia actual es con el pluricismo, uso diluciones bajas y altas (cuando hallo el similinum mental) trabajo mucho con el organo afectado de abajo arriba, la verdad es que hay mas aciertos trabajando asi que buscando un medicamento unico.

  13. 13 Iván Salas-Vergara.
    enero 27, 2011 en 11:05 pm

    El pluralismo y el complejismo, contradicen de manera irreconciliable lo establecido por Hahnemann en el Organon y corroborado por todos los clásicos: Allen, Kent, Ghatak, Boeninghausen, Hering, Galavardin,Paschero, Masi-Elizalde,etc. Eso es alopatía por otros medios y la confesión de que no se ha entendido la unidad intrínseca de las diferentes poses de enfermedad a lo largo de la biopatografía del sujeto(enfermo) Nadie discute la eficacia del pluralismo pero la pregunta es: ¿ es eso la curación del enfermo que la homeopatía entiende para la enfermedadque concibe? ¿O se trata de lisa y llana supresión alopática por otros medios? Por qué no nos preguntamos cuantos de esos pacientes exitosamente “curados” de su “entidad nosológica” sufren y padecen y mueren prematuramente por enfermedades cronicas y degenerativas y cancer y sida como resultado de la metástasis mórbida causada por dichas “exitosisimas” supresiones. Cito a Hahnemann: En el arte de curar, cualquier negligencia en el deseo de aprender es un crimen.

  14. 14 Iván Salas-Vergara.
    enero 27, 2011 en 11:12 pm

    Respetusamente lo invito a leer un pequeño comentario dejado por mi en su artículo “Posibilidades y limitaciones de la Homeopatía”.

  15. 15 Guillermo Tesone
    enero 28, 2011 en 1:10 pm

    Estimado Iván, el pluralismo y el complejismo como arma diaria es catastrófico, el que no está de acuerdo es porque no estudió bien a la homeopatía, pero…hay que aceptar que ni el mismísimo Hahnemann en algunos casos fue unicista, o al menos preparaba cócteles como el causticum y demás sales.
    Lo importante es tomar en cuenta que cada elemento está modalizado o no por otro que se le conbina perfectamente. Por ejemplo, una persona puede estar muy bien con calcarea, pero según su desarrollo o etapa de vida, se puede modalizar con sulphuric acidum, dando lugar a calcarea sulphúrica ampliamente aceptado por todos, verdad?
    Una cosa es lo que se dice en un congreso y otra en el consultorio…

  16. 16 Iván Salas Vergara
    abril 14, 2011 en 6:06 am

    Apreciado Guillermo, creo que se explica la actitud de Hahnemann por el hecho, simple, de que él estaba descubriendo la Homeopatía y creo que hoy, sabemos mucho más al respecto, eso si, en la medida en que las escuelas unicistas han proseguido la investigación y el estudio según el espíritu de la doctrina trazada por el maestro, mas no plenamente dilucidada ya que es posible, hoy, establecer las contradicciones epistemológicas consignadas en el Organon y que si hubiese vivido unos cuantos años mas no me cabe duda que las hubiese percibido . De ello da fe su permanente revisionismo de su obra magna: 5 ediciones en vida y la sexta póstuma. Pero bueno, este tema es arduo y será motivo de posteriores reflexiones.

    Creo también, que estamos urgidos de una reinterpretación de la Materia Médica Pura a partir de un modelo antropológico que consulte la realidad del hombre en tanto algo más allá de viejo hilemorfismo y eso nos permitirá superar una clínica reducida a lo fenoménico tanto en el plano físico como en el emocional para avizorar el meollo nouménico – la intensión y el sentido profundos – en el enfermar humano.Esto nos llevará a dilucidar el asunto del similimin invariable o variable?

    Pero, obviamente, será en otro espacio donde podamos compartir a fondo estas cuestiones.
    Fraternalmente.

    Iván Salas Vergara

    Medellín,Colombia.

  17. 17 Guillermo Tesone
    abril 14, 2011 en 5:12 pm

    Gracias por la aclaración Iván, hemos avanzado en la unificación de criterios…
    Leo en tus líneas palabras sabias de Paschero, un grande como pocos, pero que en su consultorio era unicista y pluralista, según la circunstancia…pero haciendo una re-lectura de Hahnemann, quien nadie le quita el mérito, ya que nos permite este diálogo enriquecedor, dejó inconclusa su obra, pero que a mi entender, Scholten la siguió en forma categórica, al que también le adjudicaremos en un futuro sus imperfecciones…pero es el camino a seguir, desde lo empírico, filosófico y antropológico.
    Hay que aprender de él, como ubica a la persona dentro de un Universo, tomando como modelo la tabla periódica, con sus elementos y propiedades, sus etapas y desarrollo, similar al del ser humano, que al fin y al cabo, eso es similitud…

  18. 18 Iván Salas-Vergara
    abril 22, 2011 en 2:54 am

    Apreciado Guillermo,mis primeros maestros en Homeopatía fueron los libros de los clasicos que heredé de mi abuelo materno y a quien no tuve la fortuna de conocer y por esa vía, y con posterioridad conocí la obra del gran Paschero y finalmente a Masi-Elizalde a cuya corriente me adscribo. El expresó en alguna parte de sus escritos esta frase que he meditado largamente:. Interesante verdad? Creo que la clave para interpretarla adecuadamente reside en dilucidar, en primer lugar, cuál es el modelo antropológico en la base de esta contundente afirmación y en segundo lugar, el poner en su justo y secundario lugar “la eficacia” como criterio superior a la hora de la curación.

    PD: asistiré al IV Encuentro de Homeopatía Nouménica del 11 al 14 de Agosto próximo en Paraty, Estado de Rio, Brasil, organizado por el Instituto JTKent de Rio de Janeiro. Puedes acceder a su página web en el siguiente link: http://www.ihjtkent.org.br

    Un abrazo fraternal,

    Iván Salas-Vergara

  19. 19 Iván Salas-Vergara
    abril 22, 2011 en 3:00 am

    La frase de Masi-Elizalde, que no aparece en el mensaje anterior, por algún diablillo en la máquina, es: Se aproxima más al ideal terapéutico aquel pluralista que prescribe por lo nouménico, que el unicista que basa su prescripción exclusivamente en lo fenoménico.

    Ofrezco excusas por el impase.

    Iván

  20. 20 Guillermo Tesone
    abril 24, 2011 en 8:22 pm

    Es verdad Iván, Masi era muy de ese tipo de frases, reconozco que el haber estudiado en su escuela, me “abrió” la cabeza…ahora sus ex-alumnos siguen a Rajan Sankaran…
    Un abrazo y éxito en el congreso en Paraty(no te olvides el repelente anti-mosquitos…)

  21. mayo 10, 2013 en 6:57 pm

    Hola! Como siempre, profundo e inspiradr artículo. Me ha venido a la cabeza una idea que tal vez sea desetimable, o no, ya que no soy una experta. Si en última instancia, todos los miasmas proceden de uno original, psora, no tiene sentido pensar que ese núcleo interno al que hay que llegar después de tratar al paciente en su peculiaridad, es también único? Si en realidad, todos somos uno,no podrían entenderse esas peculiaridades diferenciales como manifestaciones individuales de un mismo núcleo? Esta idea me ronda desde que empecé a investigar los miasmas y me lleva a la pregunta: si todas las patologías son reductibles a una, en última instancia, porqué no tratarla en su origen directamente? Psorinum es un remedio lento y muy gradual en su aplicación y la paciencia es su paralelo psico-emocional. Adecuar a la mente al traje de la paciencia es un reto en si mismo y es, por otro lado, un proceso espiritual de comprensión y aceptación de los ritmos no mentales. Si en mi jardin, lleno de diferentes tipos de plantas y flores, éstas sufren diferentes enfermedades, diferencias debidas a la peculiariad bio-estructural de cada una de ellas, no sería sensato pensar en tratar directamente la tierra en la que todas yacen?
    Si hay alguna lectura homeopática que trate este tema, agredeceré la referencia.
    Muchas gracias por atender mi ingenuidad.

  22. mayo 12, 2013 en 1:59 pm

    Estimada Maia, si todo pasara por el miasma, bastaría tres medicamentos o cuatro para tratar todo!
    Hay que atender la individualidad de cada uno, tratar a cada planta por separado y no la tierra…esta habla del terreno de donde provienen, que no quita la importancia de poder tratarlo y tenerlo en cuenta.

  23. julio 31, 2013 en 5:18 am

    Estou maravilhada tanto com o articulista quanto com os comentaristas. O tema é bastante denso e ambos foram muito cordiais em suas colocações. Gostaria que o senhor que é portador da doença de Chron entrasse em contato comigo. Sou naturalista e talvez possa sugerir algo para ele. Abraços. Alice Moraes.


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Blog Stats

  • 515,591 hits
julio 2010
L M X J V S D
« jun   ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores

%d personas les gusta esto: