26
feb
08

Mutaciones ambientales

En el post anterior me he referido a la evidencia de que en la anorexia mental los factores sociales desempeñan un papel de peso en la causalidad de los trastornos alimentarios y sobre todo en la expansión o contagio de los mismos de unos individuos a otros.

Sin negar los factores biológicos e incluso hereditarios que aun siendo poco conocidos desempeñan algun tipo de papel en la génesis de la anorexia mental o al menos en la vulnerabilidad individual, lo que es seguro es que la mayor parte de las enfermedades mentales no precisan de una avería neurobiológica concreta para poderse expresar, basta con vivir en un caldo de cultivo donde se den ciertas condiciones para que una enfermedad se exprese sin que exista ninguna mutación o herencia genética que la sostenga. Esta idea se basa en el concepto de copia fenotipica y viene a decir que el fenotipo puede llegar a expresar por influencia ambiental rasgos o caracteres sorprendentemente parecidos a las que provocaría un determinado genotipo.

Asi, sabemos que la mayor parte de las depresiones no son debidas a una herencia de uno o varios genes implicados en la melancolía sino que responden a lo que hemos llamado estrés ambiental, es decir aquellos eventos procedentes del ambiente que son capaces de expresar un trastorno depresivo en ausencia de genes especificos para enfermar de depresión. Lo que resulta asombroso es que ambos tipos de depresión (la genética y la ambiental) sean tan parecidas y que resulten indistinguibles. La única forma de separar ambos grupos de depresivos (los ambientales de los genéticos) sería averiguar algo acerca de los antecedentes familiares, lo que podria llevarnos a hacer dos grupos: aquellos que tienen antecedentes de enfermedad afectiva (los candidatos a alguna anomalía genética) y los que carecen de antecedentes y que serían candidatos a pertenecer al grupo de depresivos ambientales. Dicho de otra forma: se puede llegar al mismo efecto tanto si partimos de una herencia genética determinada como si sufrimos de estrés: las causas ambientales pueden expresar enfermedades que por otro lado están determinadas genéticamente. Ambiente y genética mantienen entre si una relación de asistencia mutua, como un matrimonio bien avenido, el uno sale al rescate del otro y lo representa o sustituye tanto en la salud como en la enfermedad.

Pero el asunto no queda agotado en este punto, porque el impacto ambiental no sólo tiene como consecuencia el estrés sino que a veces se producen verdaderos cataclismos ambientales -mutaciones ambientales- que cambian el entorno en que los seres individuales viven y se desarrollan generando por si mismo verdaderos desordenes en las mentes individuales. Es decir no sólo hay que contar con los estresores ambientales sino con los cambios sociales a la hora de entender el concepto citado más arriba como copia fenotipica.

No cabe duda de que vivimos en un mundo que durante los ultimos cuarenta o cincuenta años ha acumulado tantas mutaciones ambientales como se produjeron en los mil años anteriores. El mundo en que vivimos ha mudado y evolucionado más en los ultimos años que en toda la historia. Desde el punto de vista ambiental significa que nuestro cerebro ha tenido que adaptarse a cambios tan profundos en su entorno que en ocasiones muchas de las enfermedades mentales o el sufrimiento mental que presentan algunas personas procede no tanto de averias genéticas heredadas o mutaciones individuales sino de la expresión de enfermedades que proceden de un entorno en cambio acelerado.

Algunos autores se han empeñado en escudriñar como funcionan esos cambios y como afectan al cerebro individual, Cavalli-Sforza es uno de ellos, Dawkins, es otro. Lo hacen a través del estudio de distintas disciplinas: la genetica de poblaciones, la sociobiologia o la linguistica y parece que se ha llegado a un cierto consenso acerca del hecho de que los cambios sociales siguen leyes muy parecidas a las leyes de la genética: leyes de replicación y mimetización: de ahi surgió el concepto de meme, una unidad de información cultural que explica la difusión de las ideas y también que determinadas ideas tengan más exito evolutivo que otras, del mismo modo a cómo hacen los genes: son más exitosos aquellos que representan alguna ventaja para el organismo receptor. La selección natural y la selección cultural podrian compartir las mismas leyes evolutivas con una pequeña diferencia: mientras que en la selección natural operaria la selección darwiniana, en la selección cultural estaría operando una selección lamarckiana, lo aprendido podria pasar a formar parte de un patrimonio cultural colectivo contradiciendo asi la idea darwiniana de que los caracteres adquiridos no se trasmiten, la selección lamarckiana aseguraría además su rapida difusión.

Es verdad, si usted aprende a tocar el piano, esa habilidad no se la trasmitirá a sus hijos, si usted durante su vida hace una mutación en algun oncogen, esa mutación no será trasmitida a sus hijos, ese cáncer será sólo cosa suya. Sin embargo determinadas mutaciones culturales si se trasmiten de generacion en generacion y de individuo en individuo aunque el mecanismo que utilizan estos memes no está del todo aclarado.

Mi idea es que los trastornos alimentarios y más concretamente la anorexia mental son enfermedades raras si atendemos a su causalidad genética, algunas como la bulimia practicamente desconocidas hasta los años setenta. Sin negar la evidencia de que anteriormente podrian haber existido con otros nombres o conceptualizaciones, es evidente que estas enfermedades se “contagian” o mimetizan.

meme.gif

Cuando hablamos de contagio la primera idea que nos viene a la cabeza es la del contagio por microorganismos y lo imaginamos como algo que sucede de persona a persona. Pero este no es el caso del contagio al que no referimos en las enfermedades mentales: el influjo de una persona sobre otra puede suceder pero no es la variable critica. Para entender mejor esta forma de contagio habrá que esperar al proximo post, donde explicaré mejor la estructura de un meme.

About these ads

18 Responses to “Mutaciones ambientales”


  1. 1 Presi
    febrero 26, 2008 en 8:59 pm

    Me gusta mucho la idea de que “basta vivir en un caldo de cultivo para que una enfermedad se exprese”. Como sabes bien, incluso la homeopatía dice esto a su manera, y esa predisposición parece esencial y no sólo en la enfermedad sino en muchas otras cosas: acercar la cerilla al combustible o tener una buena mano en el póker. Rozo el tema del azar porque también fué azaroso -parece- ese caldo de cultivo donde se cocieron los aminoácidos trillados que ahora somos nosotros, con nuestra mente autopoyética y todo. (Vete a saber si, después de todo, nosotros no somos una enfermedad (hongo) que le salió al planeta.)
    Pero sí, sí, no nos dejes en ascuas, que en el post sobre memes tampoco lo dilucidaste. Qué intriga, y qué bien que te explicas. Habrá que pedirle a mi colega di Zacco si comparte su babero como buenas amigas :)

  2. febrero 27, 2008 en 1:12 am

    Los baberos son personales e intransferibles, Presi, como las tarjetas de crédito :)
    Pero sí, un genio neuropoeta es un genio neuropoeta. Y mantener tres blogs a ritmo de genio neuropoeta no lo puede hacer cualquiera, no.

  3. 3 Arg. M.
    febrero 27, 2008 en 8:25 am

    Para mí que eres un enchufado de la musa Calíope, que en sueños te hace visitas voluptuosas, sólo así me lo explico.
    O un malcriado de los memes. Ya nos explicarás la diferencia técnica en el próximo ;)

  4. febrero 27, 2008 en 12:15 pm

    En sueños me visitan muchas personas que no siempre albergan propósitos benéficos para mi, eso si siempre les doy esquinazo.

  5. febrero 27, 2008 en 9:17 pm

    Hoy andan todos muy jocosos, la verdad es que el comentario de Presi , ademàs de brillante, es muy gracioso. Què cosa, ¿no?, que las depresiones resultantes de factores predominantemente endògenos, o por el contrario, ambientales, terminen mostrando la misma fenomenologìa. ¿El huevo, o la gallina? Mejor, el huevo “y” la gallina

  6. 6 Presi
    febrero 27, 2008 en 9:50 pm

    Gracias, Maria Ines, pero más que brillante es una vieja historia.
    Yo -sumamente ignorante en todo esto- intuyo que efectivamente los dos factores seguramente van mezclados, pues sólo en la teoría hay fronteras limpias.

  7. febrero 27, 2008 en 10:03 pm

    Es verdad, hoy andamos algo jocosos y debe ser que ya “casi” es primavera, la dopamina anda alta y los toreros se prueban los trajes de luces y ensayan para la temporada, que quizá sea la mejor de su vida.
    Citaba ayer la obra de Paco sin mencionar (ahora que no nos oye) que ya van -s.e.u.o.- ocho libros, trescientos veintipico posts, un centenar de artículos en una web desaparecida hace años, y su activa participacion en foros médicos. Que me corrija Presi si me descuento, que para algo ella es la presidenta de su club de fans.
    Así que un homenaje espontáneo al amable Maestro sin venir a cuento, porque sí, porque hoy es hoy :)

  8. febrero 28, 2008 en 12:02 am

    Hablando de toreros, hoy he ido a comer al mismo sitio desde donde se visten los toreros y he observado que ellos si tienen razones para ser felices, pues antes de medirse con la muerte tienen un grupo de espectadoras que sin ser un club de fans reglado operan como tales y revolotean frente a su muleta mientras ellos -impasibles- les rezan a sus muertos o santos.
    He escudriñado el blog de nuestra nueva amiga Ines y he apuntado su dirección:
    http://www.micalidoscopio.blogspot.com/
    Quizá Ines no sepa que yo en horas sueltas tambiene scribí sobre Auster en La Nodriza de las hadas y el rey Carmesi. Está aqui:
    http://carmesi.wordpress.com/2007/08/01/auster-y-sophie-dos-sombras/

  9. febrero 29, 2008 en 3:28 pm

    Gracias por la recomendaciòn, me resultò apasionante el artìculo. Yo tambièn me adhiero al club de fans, si las chicas me dejan. No constituyo una amenaza como rival, porque tengo 55 años, y vivo en Argentina. Al lado de los blogs de Paco, el mio parece escrito por alguien con severos trastornos cognitivos, pero si me comparo conmigo hace cinco años, me darìa el Nobel de los Blogs. Ahora voy a leer acerca de los memes, que aunque ustedes no puedan creerlo, pensè que eran biberones. Y tambièn el post sobre discursos, que es un tema que me fascina. Gracias por todo

  10. 10 Presi
    febrero 29, 2008 en 4:56 pm

    Quedas admitida, Maria Ines. Es tu dia de suerte porque ya no quedaban más plazas libres :) (de hecho es un club algo elitista, jaja)

  11. febrero 29, 2008 en 6:35 pm

    Ah Inés, la rivalidad femenina no conoce limites de tiempo o de edades: Presi por ejemplo tiene más edad que la Zacco que a su vez es mayor que la Argentum que hasta hace poco era una choni sin etiquetar. Es que yo creo que las mujeres ganan con la edad y sobre todo cuando pierden la urgencia procreadora. Yo por mi parte tengo 56 o sea que podriamos decir que tu eres una chica de mi edad. Sólo Argentum es lo que podriamos llamar una chica en edad de merecer. :-)

  12. febrero 29, 2008 en 10:39 pm

    Bueno, basta, que yo entrè aquì pesando que eran serios. Ay, las cosas que dicen me hacen sonrojar.

  13. febrero 29, 2008 en 10:57 pm

    Yo diría que en la cifra mágica del 4, ese umbral quasiestígeo, parecería concretarse la gran catarsis: la mujer alcanza el sabor del equilibro como un buen vino como viene a decir el autor de esto: se le han pasado las urgencias procreativas pero aún no ha comenzado a arrugarse (si no abusó del sol los años anteriores). En ese limbo único donde los héroes comienzan los preparativos para el camino de vuelta y las ninfas se miran al espejo viendo por primera vez matices de divinidad, la tolerancia empuja implacable cual muela del juicio bajo la piel, se comienza a intuir vagamente que el placer es un buen placebo de la felicidad, y cuando suena la música se lanza a danzar cual ménade bajo la luna o escribe poesías que no publica, sin angustiarle quién se las dicta porque comienza a comprender (como dice Paco en algún sitio) que “todos los gatos son el mismo gato”.
    Ya llegarás, Arg. Mientras tanto tú disfruta lo que te es dado cuando te es dado, que la mejor testosterona, la que contiene más esencia y glucosa y que deja mejor sabor de boca, es como el huevo frito: la última que se rebaña del plato. O como la última gota del kykeon ;)
    María Inés: ayer ví tu blog y me gustó. Lo leeré con más calma. Yo creo que cualquier persona con cierto grado de consciencia, si ve lo que escribió hace unos años sufre el mismo fenómeno que cuentas tú. Creo que ese shock da medida precisamente del cambio, de esa espiral interior que en algunos nunca deja de girar y girar (sea ello bueno o malo o ninguno de ambos).
    Un saludo muy afectuoso desde aquí.

  14. marzo 4, 2008 en 8:46 pm

    Ana, para expresàrtelo en argentino: ademàs de talentosa, “sos” generosa (oia, ahì me saliò una rima, ¿serà algun verso que nunca publicarè?) Me fascinan tus comentarios, parecen poesìas, me transportan. Y ademàs me obligan a buscar definiciones de palabras, repasar mitologìa, ets. Abrazos

  15. marzo 4, 2008 en 9:04 pm

    La Zacco es poeta hasta cuando escupe, Ines, si es una tia valiosa.


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Blog Stats

  • 489,531 hits
febrero 2008
L M X J V S D
« ene   mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 127 seguidores

%d personas les gusta esto: